Blog

27. nov., 2016
27. nov., 2016
www.estudiarenfuniber.com

Este artículo forma parte de la 3ª edición del Concurso Publicación Solidaria.

27. nov., 2016

 ¡DETENTE!  ESCUCHA TU MUNDO, NUESTRO MUNDO.

En este mundo materialista donde las personas solo se preocupan por adquirir y acumular bienes materiales;

En este mundo cambiante donde las personas no se detienen a pensar en qué condiciones quieren dejarle el planeta a su descendencia;

En este mundo donde percibimos que los días pasan más rápidos porque cada vez estamos más ocupados…ya es hora…

¡Detente!, escucha tu mundo, nuestro mundo… está diciendo que se siente cansado, se enoja todos los días porque cada mañana los rayos solares  son más fuertes, los glaciales se derriten, la tierra es más desértica, las personas sufren la escases de comida porque hemos vuelto la tierra más infértil a causa de la deforestación, la quema de combustibles, todo ello por la falta de conciencia ambiental que son causantes de estos fenómenos naturales, nuestro planeta está reteniendo el calor y se está recalentando cada vez más, afectando a todo nuestro ecosistema y poniendo también en riesgo nuestra salud que es vital.

  

¡Detente! Estamos a tiempo, se puede lograr, pero solo si dejamos el egoísmo e indiferencia de lado y se piensa en el futuro de las nuevas generaciones, educando a nuestros hijos para que preserven el medio ambiente sin limitaciones.

Una vez un científico dijo “"El mundo es un lugar peligroso. No por causa de los que hacen el mal, sino por aquellos que no hacen nada por evitarlo" Albert Einstein.

Ya es hora…

¡Detente! Escucha tu mundo, nuestro mundo… aquel que da sus frutos para calmar el hambre cada día, aquel que da su vida para que el ser humano la convierta en una cama confortable y unos muebles para lo comodidad de su hogar, aquel que deja que utilice sus recursos para que trabajes y puedas subsistir… solo pide algo muy sencillo… que no exterminemos todo lo natural que nos provee porque de él dependemos, de este mundo maravilloso, con sus aguas algunas cristalinas y otras no tanto, donde nace la vida, con sus bosques frondosos que prologan nuestra existencia, con su fauna y flora que soportan y dan equilibrio ecológico a nuestro mundo.                                        

¡Detente! Escucha tu mundo, nuestro mundo… está pidiendo tu ayuda a gritos, solidarízate, siembra un árbol en algún lugar donde escasee, cuida y protege los animales que puedas y educa a tus hijos para que sean respetuosos con nuestra madre tierra solo eso pide nuestro mundo.

 

"Se puede vivir dos meses sin comida y dos semanas sin agua, pero sólo se puede vivir unos minutos sin aire. La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos. El amor es la fuerza más grande del universo, y si en el planeta hay un caos medioambiental es también porque falta amor por él. Hay suficiente en el mundo para cubrir las necesidades de todos los hombres, pero no para satisfacer su codicia” Mahatma Gandhi.

¡Detente! Escucha tu mundo, nuestro mundo… quiere que entiendas que las empresas también pueden ser amigas del medio ambiente, implementar técnicas de gestión ambiental y ayudar a preservar este bello paraíso... con pequeñas acciones se logran grandes cambios.

"Nada cambió, sólo mi actitud y todo cambió", Juan Bautista Segonds.

“Cuida la tierra en que naciste, amala, es una y nada más” Juanes cantante colombiano.